¿Se eliminan los créditos registrados en Buró de Crédito?

La información de los créditos registrados se elimina de la base de datos de Buró de Crédito en diferentes periodos de acuerdo al monto del adeudo que mantengan.

Tus créditos con adeudos menores a:

  • 25 UDIS, más o menos $ 113, se eliminan después de un año.
  • 500 UDIS, más o menos $ 2,260, se eliminan después de dos años.
  • 1000 UDIS, más o menos $ 4, 520, se eliminan después de 4 años.

Estos plazos comienzan a correr a partir de la primera vez que el Otorgante reportó los créditos con un atraso o desde la última vez actualizó a Buró de Crédito información sobre ellos.

Los datos de tus créditos con adeudos mayores a 1000 UDIS se eliminan al cumplir 6 años en la base de datos de Buró de Crédito siempre y cuando:

  • Sean menores a 400 mil UDIS, más o menos, $ 1.7 millones de pesos.
  • El crédito no se encuentre en proceso judicial.
  • No hayas cometido algún fraude en tus créditos.
  • Estos plazos para borrar la información han sido establecidos por la Ley para Regular las Sociedades de Información Crediticia y por las Reglas Generales emitidas por el Banco de México.

Si tuviste retrasos o incumplimientos, no tienes que esperar a que se borre la información para que mejore tu historial crediticio. Si te pones al corriente, esto se reflejará en tu historial crediticio y mostrará que estás cumpliendo con tus pagos.

¿Quién está en Buró de Crédito?

En Buró de Crédito estamos todos los que hemos obtenido un crédito o un servicio a crédito. Estar en Buró de Crédito significa contar con un historial crediticio que muestra tanto los pagos puntuales y adecuados como los retrasos de pago.

Te conviene que tu historial muestre tus pagos oportunos porque así tendrás una forma confiable de avalar que eres cumplido con tus adeudos.

Seguir siendo puntual en el pago de tus créditos te ayudará mantener un historial sano que te dará mayores probabilidades de obtener nuevos financiamientos.

Tu historial  en Buró de Crédito se llama REPORTE DE CREDITO ESPECIAL y  es tu carta de presentación ante el mundo del crédito.

¿Te negaron un crédito por estar en Buró?

Buró de Crédito no decide si  una solicitud debe ser aprobada o no. Su labor es solamente entregar tu REPORTE DE CREDITO a los Otorgantes que tú mismo autorices.

Los Otorgantes, además de revisar tu historial en Buró de Crédito, toman en cuenta  factores como tu ingreso actual,  tu edad, compromisos de pago recurrentes (como pago de colegiaturas, número de dependientes económicos, etc.) y algunos otros para calcular si pagarás bien en caso de que aprueben tu solicitud.

Los Otorgantes toman su decisión de acuerdo a sus criterios y políticas internas.

Antes de solicitar un crédito consulta tu REPORTE DE CREDITO ESPECIAL para ver el estado actual de tus créditos y revisar que todos tus datos sean correctos.

De ese modo podrás corregir  datos imprecisos o dar los pasos necesarios para mejorar tu situación crediticia antes de solicitar un crédito.

Si no aprueban tu solicitud de crédito y tu REPORTE DE CREDITO ESPECIAL no presenta errores, retrasos de pago o montos muy elevados de deuda, es probable que el Otorgante esté enfocado a clientes con un perfil distinto al tuyo.

Busca otro proveedor de crédito que se enfoque a clientes con un perfil más cercano al tuyo.

¿Te conviene salir de Buró?

Los que creen que Buró de Crédito es una lista negra buscan la forma de salir rápidamente. Pero ¿Qué pasaría si su deseo se cumpliera?

Tal vez  pensarían que ahora sí podrán obtener el crédito que quieran. Pero al presentar su solicitud se encontraría con que los Otorgantes no tienen información sobre sus antecedentes crediticios, ni pueden corroborar  la información de su solicitud, pues no hay un historial que la respalde.

En el mejor de los casos, se alargaría el proceso de aprobación porque los Otorgantes tendrán que hacer  costosas investigaciones para confirmar  sus datos.

Seguro estas personas se sentirían muy decepcionadas, pues no estar en Buró de Crédito provocaría contratiempos que no imaginaban cuando estaban ansiosos por ser borrados.

El objetivo no es salir de Buró de Crédito sino cuidar que nuestro historial en Buró de Crédito muestre un buen manejo de nuestros financiamientos.

¿Para qué sirve Buró de Crédito?

Buró de Crédito sirve para integrar  el historial crediticio de las Personas y Empresas. Tú empiezas a estar en Buró de Crédito desde que solicitas un crédito y no cuando tienes problemas para pagar.

Tu historial en Buró de Crédito se llama REPORTE DE CREDITO ESPECIAL y presenta tanto los pagos puntuales como los retrasos de pago.

Si has sido cumplido con tus pagos, tu historial en Buró de Crédito te sirve para  que las Empresas que otorgan financiamiento aprecien tu buen desempeño de pago.

Tu historial se actualiza por lo menos una vez  al mes, por lo que, si te pones al corriente en tus pagos luego de un retraso, esta información  se mostrará en tu historial.

No es un problema estar en Buró de Crédito, el problema es no aprovechar la información de Buró de Crédito para mejorar tus oportunidades de obtener nuevos financiamientos o ampliar tu línea de crédito actual.

¿Quién puede consultar tu historial en Buró de Crédito?

Solamente tú y los Otorgantes de Crédito a los que des autorización expresa pueden consultar tu historial en Buró de Crédito.

Para asegurar que nadie pueda consultar tu REPORTE DE CREDITO ESPECIAL sin tu autorización te solicitamos información de tus créditos que solamente tú tienes.

Estos datos son los mínimos requeridos por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y por la Ley para regular las Sociedades de Información Crediticia.

Al iniciar la consulta de tu REPORTE DE CREDITO ESPECIAL ten a la mano los estados de cuenta de tus créditos, pues varios de los datos que necesitas se encuentran ahí.

¿Cómo generar una buena impresión en los Otorgantes de Crédito?

Cuando vas a una entrevista de trabajo cuidas tu arreglo personal, revisas tu curriculum y tratas de mostrar una excelente actitud para causar una buena impresión.

Para conseguir un crédito también es muy importante causar una buena impresión a los Otorgantes. Y para hacerlo no sólo debes cuidar tu arreglo personal y actitud, sino sobre todo presentar un buen curriculum crediticio.

Este curriculum es tu REPORTE DE CREDITO ESPECIAL en Buró de Crédito. Tú mismo conformas este historial pues en él se muestra el estado actual de los créditos que has obtenido y la forma en que los has pagado.

Para que tu historial crediticio cause una buena impresión a tu Otorgante y tengas más probabilidades de conseguir crédito debes fijarte muy bien en 2 puntos clave.

  1. Pagar puntualmente tus adeudos.
  2. Tener un nivel de deuda acorde con tu capacidad de pago.

Si pagas tus créditos con puntualidad y no tienes utilizado más del 50% de tus líneas de crédito, estas formando un historial sano que te ayudará a mejorar tus probabilidades de obtener nuevos financiamientos

Antes de pedir crédito, revisa tu REPORTE DE CREDITO ESPECIAL para calcular qué tan buena impresión puedes causar a los Otorgantes en este momento.

Recupera la confianza de quienes te dan crédito

El crédito es un asunto de confianza. Cada vez que solicitas un financiamiento, los Otorgantes buscan elementos que les muestren si pueden confiar en que pagarás adecuadamente.

Tu historial en Buró de Crédito ayuda a  los Otorgantes a medir la confianza que pueden depositar en ti.

Por eso, si tienes problemas que causen retrasos en tus pagos es muy importante cuidar la confianza del Otorgante,  acercarte a él para informar sobre tu situación y armar un plan que haga más accesible para ti realizar los pagos.

No esperes a que los servicios de cobranza te busquen, más bien acércate tú, pues de ese modo mostrarás que, aunque las circunstancias no sean favorables para ti en este momento, mantienes el compromiso de pagar de acuerdo a tus posibilidades.

De este modo puedes hacer que el impacto de los retrasos sobre tu historial en Buró de Crédito sea menor y abrirás la puerta para repararlo en menor tiempo.

Realizar una reestructura a tiempo y cumplir puntualmente con los pagos mostrará tu responsabilidad para pagar y te permitirá restablecer tus probabilidades de obtener nuevos financiamientos.

Dejar de pagar un crédito y esperar un descuento no es la solución. Así afectas seriamente tu historial crediticio y cierras la puerta a nuevos financiamientos.

¿Reestructuraste tu crédito o pagaste con una quita? Así se refleja en tu historial

Tu REPORTE DE CREDITO ESPECIAL refleja claramente la forma en que te estás poniendo al corriente con tus pagos como resultado de una reestructura..

La información de cada uno de los créditos de tu reporte incluye una sección llamada histórico de pagos. En ella se muestra la puntualidad con que has pagado en los últimos 24 meses..

En cada mes que hayas pagado puntualmente aparece un 1. Si te atrasaste entre 1 y 29 días aparecerá un 2. Si el atraso es de 2 meses aparecerá un 3 y así sucesivamente hasta llegar a 7..

Cuando los atrasos son mayores a 12 meses se coloca el número 9 en la casilla más reciente del histórico de pagos.

El histórico de pagos cambia de acuerdo a tu comportamiento. Si te pones al corriente en tus pagos, la siguiente casilla ya no mostrará un 9 sino un 1.

Para expresar con mayor precisión la forma en que estás cubriendo tus adeudos, debajo del histórico de pagos los Otorgantes de Crédito asignan una Clave de Observación que muestra el camino que estas usando para ponerte al corriente.

Estas Claves de Observación muestran si te estás poniendo al corriente a través del pago total  del adeudo (CL),  una reestructura sin pago menor (RV), una reestructura con quita solicitada por ti (LC) o una reestructura con quita a iniciativa del Otorgante o de un programa gubernamental (LG).

Prepárate para el crédito: Toma el control de tus gastos

Un paso muy importante para acelerar el logro de tus metas por medio del crédito y evitar sus riesgos es aprender a controlar tus gastos.

El crédito, especialmente una tarjeta bancaria o departamental, te permite disponer de recursos frescos y eso hace crecer la tentación de adquirir bienes que no son estrictamente necesarios.

Muchas personas que empiezan a usar una tarjeta de crédito se sorprenden cada mes al descubrir que compraron más cosas de las que pensaban.

Para que mantengas siempre el control de tus créditos comienza a entrenarte desde ahora, tratando de cubrir tus necesidades con un máximo de 80% de tus ingresos mensuales.

Cada quincena aparta el 20% de tu sueldo y no lo toques por nada. Eso te estimulará a hacer  cambios en tus decisiones de compra y eliminar gastos innecesarios.

Cumplir cada mes esta meta no sólo te permitirá hacer importantes ahorros, sino que te dará la habilidad de dejar disponible una parte importante de tu sueldo para el pago de tus créditos.

Este ejercicio te ayudará a enfocar tu dinero hacia las cosas que son verdaderamente importantes y eliminar fugas de recursos.

Así desarrollarás la disciplina necesaria para pagar a tiempo tus financiamientos y crear un historial crediticio sano que facilite tu acceso a más y mejores créditos en el futuro.

Bajo endeudamiento, vital para obtener nuevos financiamientos

Además de cumplir puntualmente con los pagos, para presentar una buena imagen a los Otorgantes de Crédito es importante no tener una gran cantidad de deuda acumulada.

Por ejemplo, si alguien te pide prestado y sabes que paga bien, puedes pensar que sería bueno prestarle, pero si te enteras que ya tiene muchas deudas, probablemente te preocupe que si tú le das un préstamo más, se le junte tanta deuda que rebase su capacidad para pagar y se vea obligado a escoger a quién le paga y a quién no.

Por supuesto, no te gustaría arriesgarte a ser tú el elegido para dejar de pagarle.

Para dar una buena imagen a los Otorgantes es importante mostrar que mantienes un nivel de deuda equilibrado y que el nuevo crédito que solicitas no romperá tu equilibrio.

Tu REPORTE DE CREDITO ESPECIAL muestra todos tus créditos y el adeudo que tienes en cada uno. De ese modo puedes mostrar que te mantienes en niveles adecuados y que un nuevo crédito no te generará desequilibrios.

Además de esta información, cada Otorgante de Crédito considera también otros datos como edad y compromisos de pago recurrentes de cada solicitante antes de tomar una decisión. Pero mostrar que mantienes un nivel de deuda adecuado es siempre un elemento positivo para ti.

Genera una buena impresión y obtén financiamientos

Si alguien te pide prestado dinero ¿En qué te fijas para decidir si le prestas o no? Un buen elemento puede ser si ha pagado bien a la gente que le ha prestado en el pasado.

Si te enteras que se ha esforzado por pagar adecuadamente, entonces puedes sentir  más confianza en que a ti también te pagará bien. Sus antecedentes como buen pagador le ayudan a convencerte de prestarle.

Con un Otorgante de Crédito es parecido: el primer paso para presentarle una buena imagen es mostrar que has cumplido adecuadamente con los pagos de los créditos que has tenido.

Los pagos puntuales que realizas se expresan con un número 1 en la sección histórico de pagos de cada uno de tus créditos en tu REPORTE DE CREDITO ESPECIAL, lo cual te permite mostrar que pagas adecuadamente.

Además de esta información, cada Otorgante de Crédito considera también otros datos como edad y compromisos de pago recurrentes de cada solicitante antes de tomar una decisión.

Pero mostrar que pagas puntualmente tus créditos es siempre un elemento positivo para ti.

Antes de solicitar un crédito, solicita tu REPORTE DE CREDITO ESPECIAL y revisa tu situación actual. 

Recuerda que tu historial crediticio es como tu currículum vítae. Es un espejo fiel de tu experiencia crediticia.